Inicio / Artículos / DISCURSO DE ORDEN Y RENDICION DE CUENTAS A LA SOCIEDAD EN EL VIGESIMO SÉPTIMO ANIVERSARIO UNIVERSIDAD LAICA “ELOY ALFARO” DE MANABÍ

DISCURSO DE ORDEN Y RENDICION DE CUENTAS A LA SOCIEDAD EN EL VIGESIMO SÉPTIMO ANIVERSARIO UNIVERSIDAD LAICA “ELOY ALFARO” DE MANABÍ

                                                                                                                                                                                                                                           

Medardo Mora Solórzano
Noviembre 13/2012

Hoy cumplimos  27 años.  Los recordamos y celebramos con la íntima satisfacción que solo es posible sentirla cuando se obra y procede decentemente, con transparencia, con apego a ideales, cuando se es consecuente con lo que es nuestra razón de ser, con lo que significan nuestros fines y funciones, de saber que nacimos sin otro patrimonio que no sea el procurar escribir algunas páginas en blanco de los más elevados anhelos espirituales, de sueños que nos alentaban y alientan a luchar en una sociedad que la sabemos contaminada de corrupción, de mentiras, de convencionalismos, de ambiciones personales, por eso hemos conocido de limitaciones, de incomprensiones, de apreciaciones subjetivas carentes del debido sustento lógico, pero le hemos dicho a la juventud y hoy lo repetimos, que cuando hay firmeza de principios es posible enfrentar la codicia y mala fe humana, al mal no se lo vence con el mismo mal,  sino con la práctica del bien y las virtudes humanas, en esa posición no se debe claudicar, ni se puede ser débil, aceptar los hechos consumados injustos e incorrectos es abdicar de  enfrentar el porvenir.

Como Universidad tenemos el sano orgullo de haber crecido al amparo de la defensa de lo ético,  de lo honesto, de la lucha sin renunciamientos ni concesiones por la justicia, por la libertad, por la igualdad, por la fraternidad, que inspiraron la acción patriótica de nuestro incomparable patrono, el General Eloy Alfaro, símbolo insigne de esta tierra montubia y generosa que es Manabí. Esa ha sido y es la filosofía institucional,  por eso la ocasión es propicia para que reafirmemos nuestro criterio  que en la vida no hay que olvidar que si no tenemos claro lo que hemos sido, no sabremos lo que somos ni hacia donde vamos, por ello es saludable y ocasión propicia el recordar para no ser ingratos con la memoria histórica, que  este proyecto universitario mantense y manabita nació sin tener ningún bien material, ningún centavo en caja, hubo como existe hoy día en la gran mayoría de nuestra comunidad universitaria, un definido sentido de pertenencia a la institución, nada que privilegie intereses o visiones personales o de grupo, nunca se anidó en nuestra gestión el afán vanidoso y superficial de ostentar una obra material, hemos sido y eso somos, un espacio abierto donde el pensamiento puede ser libremente expresado, donde  las ideas sazonadas con el aval de la razón, donde la crítica objetiva y fundamentada, contribuyen a producir un conocimiento que buscamos sea cultivado  en el diálogo permanente entre docentes y estudiantes, buscamos por esa vía construir desarrollo humano, hemos batallado y seguimos batallando porque el  apego a la verdad nos inspire, jamás nos atemorizó  la  manipulación grotesca de la información,  sabemos muy bien que la farsa  siempre será  sepultada por la realidad de los hechos, sabemos perfectamente que investigar la verdad es duro, mucho más duro decirla, genera resentimientos en quienes no quieren o no les interesa oírla,  esa actitud que no ha conocido de sesgos y desviaciones ha sido y es la principal motivación de nuestra gestión, invariablemente alimentada por el  sano y sobre todo sincero deseo de ser útiles a lo que siempre constituyó la esperanza del hoy y del mañana, que es la juventud, a la que queremos orientar para que pueda conducirse con un mejor conocimiento del escenario social, las dificultades y oportunidades que le va presentando la vida,  es axiológico, el conocimiento nos hace o debe hacernos más responsables.

                                                            Panorámica de la sesión por los 27 años de la Uleam.

Porque Manta, Manabí y el país  tienen en esta Universidad  una entidad que practica el laicismo como vertiente educativa que facilita y mejora un aprendizaje liberador, siempre entendimos que el pluralismo es inherente a la actividad académica, aquello explica porqué no florecieron en nuestros claustros las proclamas sectarias o dogmáticas, los sofismas, la demagogia engañosa, la imposición forzada de criterios, eso hizo que nunca deje de palpitar en lo más hondo de nuestros sentimientos y en lo más alto de nuestros pensamientos, privilegiar las aspiraciones de la comunidad universitaria,  de la colectividad regional, nunca quisimos agotar nuestras acciones  en la formación profesional o técnica de nuestros alumnos y alumnas,  nos ha estimulado y estimula  la formación de mejores ciudadanos y ciudadanas, que se transformen en esos pilares o cimientos sobre los que se edifique una mejor patria, creemos  y estamos convencidos que no nos hemos defraudado nosotros mismos, que le hemos respondido con pertinencia y afecto a los jóvenes de nuestra provincia, de nuestra patria, hoy comparecemos con la frente y manos limpias, con el corazón erguido, a decirles que hemos actuado y obrado con dignidad, que es la única manera de vivir alegremente, conscientes que con dignidad es difícil vivir y eso es cierto, pero  también creemos que sin dignidad no se puede ni debe vivir, eso solamente causa profundo daño  y  perjuicio a la colectividad, nunca olvidemos que la cizaña destroza lo bueno y constructivo.

                                                Al fondo la mesa directiva con autoridades e invitados especiales.

En esa línea de apego a principios, somos definitivamente una Universidad genuinamente democrática  que ha buscado favorecer el deseo de superación de los jóvenes sin distingo ni limitaciones, hemos promovido y respetado la libre expresión  y circulación de la palabra, de  criterios u opiniones, creemos  que  una Universidad debe ser sede del intelecto, un foro abierto a la exposición de ideas, de doctrinas, de conceptos, de tesis, expresadas con el rigor que nos exige un conocimiento racional, las ideas deben estar provistas a nivel universitario con el ingrediente que nos proporcionan  la ciencia y la tecnología, hemos sido y somos ajenos a todo tipo de manifestaciones fundamentalistas, prejuiciadas, cuánto placer se anida en nuestro espíritu y mente, cuando después de vivir 27 años, los conceptos educativos con los que nacimos, la calidad como tesis de mejoramiento continuo y el aprendizaje del alumno como  centro del proceso  enseñanza-aprendizaje,  hoy estén recogidos  en la actual Constitución Política del Estado,  como los ejes fundamentales de una educación que apueste a formar  una personalidad vigorosa y segura  en el educando.

En esa dicotomía que tiene  la vida  de apariencias y realidades, nos hemos definido sin ambages como hombres lealmente universitarios, por eso nunca dejaron de estar presentes en nuestra gestión institucional aquellas Reformas Universitarias que tanto  aportaron al fortalecimiento de los entes de educación superior y al desarrollo de las sociedades humanas, la primera fruto de la rebelión de Córdova-Argentina  de 1918, que defendió con entereza la autonomía universitaria, que buscó romper con el tradicionalismo  de un docente que creía que sus lecciones eran las que debían ser repetidas y memorizadas por los estudiantes, aquella rebelión reclamaba una Universidad que investigue, que se equipe con buenos laboratorios, que consagre el cogobierno, para que los estudiantes sean partícipes y fiscales  del proceso enseñanza-aprendizaje, esas tesis insurgentes nunca dejaron de tener cabal aplicación  en nuestro accionar institucional, la segunda Reforma que nace en las calles de París en 1968, destapó la esclerosis  de una Universidad al servicio de las élites  del poder político y económico,  proclamó el principio de la igualdad de oportunidades, hemos sido y somos una Universidad donde jamás tuvo cabida el discrimen, gracias a esa Reforma  universitaria que defendió la igualdad, hoy para graficar, a manera de ejemplo la contribución entregada al destino de la humanidad,   la mayoría de estudiantes son mujeres, hoy están conscientes que  ya no tienen ninguna razón  para limitar  su actividad a ser dependientes  del hombre, a ser una buena ama de casa dedicada a la crianza de sus hijos, hoy la mujer busca superarse, ser ella misma, ser libre de ataduras arcaicas. Nunca  olvidemos que  desde la Universidad  debe salir la visión de la ruta a recorrer por un país, ese es el legado de las reformas universitarias que hoy he querido recordar y resaltar.

Como institución somos eminentemente humanistas, se ha privilegiado  invariablemente  los anhelos  de la comunidad universitaria como colectivo institucional, las aspiraciones de todos y cada  uno de sus estamentos de docentes, estudiantes y funcionarios, por eso nos hemos consolidado como una organización donde todos podemos sentirnos actores y partícipes del desarrollo y logros de nuestra Universidad,  aquello explica que hoy sostengamos sin temor a equívocos que la principal fortaleza que poseemos es el afecto, el sentido de empoderamiento, el esmero con el que nuestro personal, labora y colabora en la realización de nuestras actividades cotidianas, somos un equipo de trabajo,  que a través  de las distintas instancias directivas, de las Unidades Académicas, de los Departamentos, de Institutos,  tienen  la suficiente facultad para generar la propuesta de lo que debemos hacer, un ambiente donde cada uno tiene su atribución y concomitantemente  su responsabilidad, no somos partidarios del ejercicio  vertical de la autoridad, por  eso favorecemos un amplio ejercicio  del cogobierno, por todo aquello  es que estamos conscientes que nunca habitó en nuestro interior, ni en nuestra mente, ni en nuestro ánimo, la soledad del poder, ni mucho menos la soledad del egoísmo, de la envidia, de la mezquindad, todo por  y para los demás como nos enseñó  nuestro ejemplar patrono y guía, por eso tampoco tengo  dudas que hemos  servido a nuestra juventud, a nuestra provincia y a nuestro país, con una vocación de servicio que no ha reconocido  fronteras, esa actitud  es la que nos ha llevado a ser la Universidad  que más creció en el país, cuantitativamente y cualitativamente  en los últimos 27 años, somos un complejo educativo, en el que incluyendo estudiantes de educación inicial, básica, media, pregrado  y  posgrado, se aproxima a los 30.000 alumnos y a los 2.000 servidores entre personal docente y administrativo, que diariamente  renuevan su  vocación  de obrar con la mayor calidez y lealtad, con orden, con respeto, somos una organización sólida, estimulada constantemente por lo único que nos acompaña  y que se convierte en la más elevada virtud de toda acción humana: el desinterés, por ese enraizado sentido comunitario es que no ha tenido cabida en esta Universidad alfarista, aquella extraordinaria frase de Jhon F Kennedy:  “el éxito tiene muchos padres, el fracaso es huérfano de padre y madre”, aquí todos somos actores militantes  de nuestro quehacer y destino como institución, si alguien o unos pocos no lo entendieron así,   no han logrado comprender la diáfana y consistente ruta que hemos transitado y escogido.

Hemos adoptado como modelo de gestión  en el marco de la ley vigente “la formación profesional con educación continua”, aquello explica  el porqué apoyamos ilimitada e inmutablemente la capacitación y especialización de nuestro personal docente, hoy contamos con más de un 70% de docentes con el grado académico de posgrado, si la vida es un permanente aprendizaje como nos lo enseñó Sócrates, solo el estudio, la investigación  y la lectura nos acercan al conocimiento, porque hemos  sido claros en nuestro modelo de gestión que no conoce de imposiciones pero si de la persuasión como mecanismo para disciplinar objetivos,  es que estamos seguros  y confiados que  cumplimos con los requisitos para responder  a cualquier  proceso  de evaluación o acreditación, la Universidad cuenta con una capacitada  infraestructura humana, con un  equipamiento adecuado y una amplia infraestructura física, acompañada de una filosofía que no conoce de sinuosidades, aquello nos da el soporte estratégico necesario  para el logro de  propósitos y metas que siempre están presentes en la tarea que emprendemos.

                                                                              Medardo Mora, rector de la Uleam.

Nuestra  comunidad ha estado preocupada y se ha preparado  en el presente año, para enfrentar una evaluación externa, como Universidad no hemos escatimado esfuerzos  para apoyar todo lo que se  nos ha solicitado para responder a estos procesos que por disposición  de ley debemos cumplir, creemos en una evaluación que busque  mejorar procedimientos y corregir debilidades, en materia educativa las medidas represivas no tienen cabida, de nuestra parte sabemos por encuestas realizadas por nuestro Departamento de Investigaciones que la gran mayoría de nuestros egresados se  desenvuelven eficientemente en sus tareas  profesionales, en sus ocupaciones laborales, ese es nuestro producto social y sabemos que es mayoritariamente de buena calidad, en todo caso  estamos  conscientes que en materia educativa no hay prisas ni pausas, hay que mejorar todos los días, creemos con Charles Darwin que los  que triunfan  son los que mejor se adaptan  a los cambios y eso es lo que hemos hecho, siempre  hemos  adecuado nuestros  planes y programas a las recurrentes mutaciones de los nuevos desafíos de una humanidad de  acelerados cambios  y  nuevos paradigmas, de innovaciones tecnológicas,  pero no somos permeables a dejarnos seducir por lo novedoso, el problema no es ser dependientes de  paquetes  o programas tecnológicos, ni tampoco aceptar sin beneficio de inventario el uso de novedosas teorías pedagógicas, lo único  que nos preocupa  y eso es lo realmente innovador, es como ir logrando facilitar el aprendizaje de nuestros alumnos y alumnas,  no para convertir en sabio a nadie, sino para lograr que ignoren menos, sabemos muy bien que en la actividad humana no existe la perfección pero si es posible aprender a cometer menos errores, a equivocarnos  menos,  estos son los verdaderos desafíos a superar, estamos  firmemente convencidos que llegar a saber es  bueno, pero saber hacerlo, eso, es lo que hay que aprenderlo bien, no somos partidarios de indigestarnos  de teorías, teoría y práctica deben ser los inseparables componentes de toda acción de  beneficio social, hay que analizar las cosas contextualizadamente, hay que observar el bosque y no si existe leña para  atizar el fuego, no creemos en visiones parciales de los problemas, si solo tenemos un martillo todo nos parecerá un clavo, no  entender aquello es reducirnos a hablar  o escribir verdades inútiles que no sirven ni para hacer una mala  sopa de letras, en el tejido social todo interactúa y está interrelacionado.

Pero en este aniversario debo reiterarlo, más allá de una episódica o constante evaluación legal, tenemos metas ulteriores definidas, Manta es un centro pesquero de primer orden, una potencialidad turística por sus atractivos naturales y urbanísticos, una ciudad-puerto, queremos ser -y ese es nuestro reto y compromiso- una ciudad universitaria de primer nivel, a ese superior objetivo  los invito hoy como los he invitado siempre.

Quienes me conocen saben que he sido y soy poco amigo de hacer un  recuento de la obra y labor que hemos realizado y realizamos, tampoco soy partidario del  endo y exo market, todos los días constituyen para mi un nuevo amanecer y renovar el deber de asumir nuevos compromisos, pero no puedo por elemental consecuencia, dejar de mencionar el esfuerzo y dedicación de nuestro Vicerrector Académico, Lic. Leonardo Moreira, por impulsar la capacitación de docentes a nivel de PhD, de alentar la investigación formativa de nuestra planta profesoral, de procurar actualizar y sistematizar una programación y diseño o rediseño curricular con la respectiva elaboración de sílabos para fortalecer y homogenizar nuestra actividad  académica. Nuestro Centro de Posgrado, manteniendo el mayor rigor de lo que significa el cuarto nivel de estudios, avanza actualmente en la formación de maestros en gestión ambiental y en periodismo virtual, su inventario de  cursos realizados es del más elevado nivel posible y diverso, su programación ha sido y es compatible con la realidad regional, lo afirmo en voz alta, esta Universidad ha realizado no muchos pero sí buenos cursos de posgrado, eso ya es bastante en un país donde se comercializó y todavía se promueven sin escrúpulo alguno, la oferta de títulos y grados académicos a nivel de posgrados.  Con  mucho esfuerzo se ha logrado suscribir un Convenio con la Universidad Autónoma de México para formar doctores PhD en Pedagogía, lamentablemente el Convenio debidamente firmado luego de largas conversaciones y acuerdos con la UNAM, no cuenta todavía con la aprobación del Consejo de Educación Superior, no nos hemos estacionado, están listos los proyectos y en trámite las Maestrías en Telecomunicaciones, en Ingeniería Eléctrica y en Construcciones, en Derecho Constitucional, en Educación Especial y en Educación Parvularia.  Gracias Dr.  Jaime Rodríguez, usted es un maestro con letras mayúsculas en el campo educativo.

Nuestra  Editorial “Mar Abierto”  dirigida por un escritor de oficio y de ideales firmes, el  Lic. Ubaldo Gil, ha seguido con su ambicioso plan de producir  conocimiento a través de la edición y publicación de libros debidamente seleccionados, que han sido favorablemente comentados por críticos autorizados del intelecto nacional e internacional,  el Departamento de Investigaciones impulsa proyectos de investigación  generativa vinculados a los subsistemas ecológicos y económicos que contribuyan posteriormente  al desarrollo socio-económico de la colectividad, a la defensa de las especies y a la protección ambiental, en el área cultural sufrimos este año la pérdida de nuestro inolvidable Director y amigo, el ilustre  manabita Horacio Hidrovo Peñaherrera, el no sembró en el viento sembró en terreno fértil y almas nobles, por ello  nuestra labor sigue incrementándose, la danza, la música, el teatro, la  narración oral, la obra literaria, la pintura y todo lo que es manifestación artística, ha seguido consolidándose, nuestra Secretaría General es ejemplo de orden y responsabilidad, por eso contamos con una clara y nítida información validada en el Sistema Nacional de Información de la Educación Superior del Ecuador, las limitaciones presupuestarias  no  han impedido un solvente y equilibrado manejo de recursos monetarios por nuestro Departamento Financiero, por eso nuestros Planes Operativos Anuales han sido cumplidos en un 100%, siempre hicimos más de lo programado y previsto porque somos austeros y cuidadosos  en el uso de nuestros recursos económicos, lo cual lo hemos probado con nuestra rendición social de cuentas  a los organismos pertinentes del Estado. Hemos ido avanzando y puliendo mecanismos y regulaciones para tener una buena administración del talento humano que incluye al personal docente, administrativo  o de servicios, cada Unidad Académica busca como ir superando sus programas de enseñanza-aprendizaje, su labor puesta en evidencia a través  de casas abiertas,  gestiones y eventos propios de su tarea, engrandecen  a la Universidad, en fin seguimos trabajando con la misma voluntad y deseo que nos ha inspirado y caracterizado desde nuestro nacimiento como centro de educación superior.

No quedan dudas, nuestra labor es intensa y multiplicada, todo ello tiene un resultado,  la Universidad afianza un posicionamiento institucional cada vez más vigoroso,  cada vez más cercano a lo académico, queremos vehementemente con ese anhelo que late con intensidad en la hondura de nuestra alma,  que Manta brille como ciudad universitaria,  recogiendo la frase del poeta vanguardista  Hugo Mayo,  sea la que “adiamante  su futuro”. Hoy celebro,  destaco y aplaudo el alto galardón logrado por nuestra Decana de la Facultad de Trabajo Social, Lic. Olga Vélez de Mendoza, recibido de la Universidad de Miami, por su trabajo efectuado sin intermitencias en la prevención del consumo de drogas.  Todo lo que hacemos, lo efectuamos  buscando  una concienciación y sensibilización de una colectividad que conozca a plenitud sus derechos y deberes,  hacia ese propósito dirigimos nuestros esfuerzos, el tiempo como Juez implacable de hechos y acontecimientos, nos dirá si hemos abusado de nuestros afanes e ilusiones, pero me anticipo en sostener,  no es iluso afirmar que tenemos sueños en nuestra vida, pero sobre todo algo mas estimulador, haber vivido nuestros sueños

Hemos deseado vestir a esta sesión aniversaria con el traje de la distinción, hoy queremos rendir el homenaje que se merece Miguel Donoso Pareja, sin duda  uno de los más proficuos  escritores de nuestro  país, un personaje con la suficiente lucidez  mental para dejar en claro que la buena calidad del escritor no conoce discriminaciones, sus talleres literarios constituyen un evidente testimonio que  no  le interesa la forma de ser del autor, ni si es recatado o promiscuo, lo que importa es la calidad del texto,  en eso siempre fue severo, por eso de sus talleres salía cada quien con su pensamiento,  con la expresión de  sus propios contenidos, lo que le interesaba era que mostrara un  instrumental expresivo necesario para exponer con una adecuada redacción y claro pensamiento sus ideas.

Me atrevo a decir pidiéndole permiso a él, que Miguel Donoso Pareja  se ha formado en la Escuela de la vida, aprendió a trabajar desde muy pequeño, eso lo ayudó mucho en su formación, criado junto al mar, aprendió a concebirlo como una savia vital, su apego a la lectura de libros de aventura  en sus primeros años de vida, le enseñaron  a ser menos  solitario, escogió un buen compañero del que nunca se ha separado, sabe muy bien que el humor es un ingrediente que ayuda a  tener una vida feliz, por eso tiene una estructura humana que no lo deja tomarse demasiado  en serio, por eso parece decirnos que por sus libros lo conoceréis, ha enseñado a quienes  han entendido sus mensajes que la mentira es un riesgo humano permanente, no tanto para el que la dice sino para el que la  oye, por eso no se aparta del tema moral, lo filosófico  siempre esta presente en la superficie de su exquisita narrativa.

Hombre de mente universal, su vida lo llevó a vivir en México, Cuba, España, en general en  Europa,  por ello le es fácil  saber quien es quien y valorar lo que vale y lo que no vale, por eso domina la fábula, la novela, el  cuento,  pero lo experimental no lo deja  nunca de lado, a ese ecuatoriano de tan elevadas virtudes, es que esta Universidad  alfarista,  que le debe gratitud por haber dirigido un taller literario que formó un buen grupo de jóvenes escritores manabitas,  a este señor que no quiso ejercer en su bien vivida existencia la profesión de abogado que obtuvo en la Universidad de Guayaquil, es a quien se le confiere esta noche la altísima investidura de Doctor Honoris Causa, para decirle gracias por lo que hizo por esta Universidad, para decirle que es un Maestro, que vive felizmente en su Guayaquil, que él sostiene  recibe a todo el mundo  y a todo el mundo lo transforma en guayaquileño. Hoy  voy a tener en breves momentos el privilegio de ponerle la borla que lo consagra como Doctor Honoris Causa de esta casa de estudios superiores, que aspira a que él también la cuente como su casa, porque conocemos muy bien de su afecto por la juventud, que él afirma le mantiene la curiosidad, la vitalidad, para decirnos con la sencillez de su grandeza, que la juventud  cree que les doy mucho, cuando en realidad los jóvenes me dan mucho más de lo que yo les doy, hermosa y profunda lección que la comparto  a plenitud y merece ser escrita en el portón de nuestra alma mater, así es  el alma sencilla y grande de este personaje que enorgullece al Ecuador de Alfaro, de Espejo,  de Montalvo, de Rocafuerte, de Leopoldo Benítez Vinueza, de Benjamín Carrión, de Ángel Felicísimo Rojas,  de Alfredo Pérez Guerrero, de Carlos Cueva Tamariz, de Rubén Orellana, del Padre Hernán Malo,  que a manera de ejemplo son unos cuantos nombres ilustres, que merecen ser citados por lo que fueron y nos enseñaron.

Voy a finalizar por donde debemos comenzar cuando decimos o hacemos algo, ser gratos con quienes con su aprecio y apoyo nos han ayudado,  soy un convencido que la amistad supera las circunstancias, por eso les digo muchas gracias señores miembros de Consejo Universitario, muchas gracias docentes, funcionarios y trabajadores que colaboran con su talento y  esfuerzo a que hayamos conseguido lo que hemos logrado, hoy quiero expresar mi agradecimiento muy especial a la Lic. Verónica Rodríguez, Gerente del Banco del Estado Regional Manabí, que obrando como debe obrar un buen funcionario público, ha puesto toda  su preocupación  y dedicación para que mejoremos ostensiblemente nuestros talleres y  laboratorios de práctica, muchas gracias Verónica a quien le pido transmitir también mi agradecimiento  a la Gerente General del Banco,  Lic. Soledad Barrera.

Sin la colaboración  desprendida que hemos recibido, lejos de disfrutar  lo que hemos alcanzado, estuviéramos estancados confrontando criterios, entretenidos en  conflictos estériles, agobiados por criticas ácidas, por  eso he sostenido y sostengo que la generosidad es la que permite alcanzar  los más acariciados y elevados logros sociales, sin aquella cualidad humana nada fuese factible,  ahí reside la posibilidad de ser socialmente útiles y solidarios para aportar efectivamente al bien común, para decirlo en el lenguaje que brota de la sensibilidad  y tranquilidad  armoniosa de quienes encuentran un deleite en la música, cito a Ludwig van Beethoven, que afirmaba “El único símbolo de superioridad que conozco es la bondad”.

Muchas Gracias

 


antalya rent a car antalya rent a car sesli chat
?>
escort bayan bahis forum sorgula.co nakliyat Evden eve nakliyat fiyatlari 724movie kacakbahis777 takipci al kacak bahis bahis forum giris yeri instagram takipci hilesi kacakbahiste bostanci escort duzce escort corum escort corum bayan escort cankiri escort bolu escort
malay porntori black
...