Home / Noticias Uleam / SE FIRMARÁ CONVENIO PARA INVESTIGACIÓN Y FORTALECIMIENTO DEL BAMBÚ

SE FIRMARÁ CONVENIO PARA INVESTIGACIÓN Y FORTALECIMIENTO DEL BAMBÚ

Representantes de la Fundación Comercio para el Desarrollo (COPADE), y la Organización Paz y Desarrollo, estuvieron en la Universidad Laica Eloy Alfaro de Manabí (Uleam), lugar en el que se realizó la proyección de un convenio de colaboración con la intención de destinar aproximadamente 700 mil dólares, para trabajar en estrategias de potencialización y desarrollo del recurso bambú. Se espera que el convenio inicie en marzo, y en los primeros meses del 2019 se trabajará en establecer las líneas y compromisos de las partes involucradas.

Estíbaliz Táboas, Coordinadora de Proyectos de la Organización Paz y Desarrollo, manifestó que como ONG Internacional de desarrollo el papel que poseen es de facilitar, promover, coordinar y gestionar ciertos fondos que vienen de otros países para así poner la semilla en el proceso.  “Nuestras visión es que los protagonistas de los procesos sean los agentes de desarrollo locales. En general interactuamos con la sociedad civil pero también con gobiernos locales y con las universidades, entendiendo que son estas últimas las que tienen un papel claro en los procesos, ya que poseen un componente de vinculación e investigación; por ello su participación es clara en muchas de nuestras propuestas de trabajo. Tenemos ya bastantes años trabajando en la provincia de Esmeraldas, y ahora ponemos también nuestra mirada en Manabí. Algo que facilitó este trabajo es que luego del terremoto del 2016, la ULEAM tenía ya una labor realizada con un agente español”, sostuvo Táboas.

 

María Elena Alconchel, Directora de Cooperación de la Organización Paz y Desarrollo, sostuvo que durante estas semanas han estado innovando e investigando qué otros elementos en la cadena del bambú pueden articularse o ser complementarios en esta propuesta. “Como Paz y Desarrollo tenemos previsto dentro de nuestras proyecciones y estrategias, centrarnos en Manabí y Esmeraldas. Vemos que el bambú, con su derivados, pueden ser  potencial de desarrollo; de economía social y solidaria; de fortalecimiento comunitario; pero sobretodo de investigación” dijo Alconchel.

El Rector de la Universidad, Dr. Miguel Camino Solórzano, señaló que la ULEAM tiene experiencia trabajando con el bambú, y que por esta razón organizaciones internacionales de este tipo se interesan en realizar un trabajo conjunto en torno a este recurso. “Queremos que los productores del bambú le den un valor agregado, y que lleguen a mercados internacionales productos como: sorbetes, platos, artesanías, mobiliarios de bambú, entre otros. De esta manera, podrán mejorar sus condiciones de vida y continuar reforestando el bambú. Esperamos muchos resultados positivos, lo que nos permitirá seguir captando la ayuda internacional para otros temas” explicó Camino.

Sergio Garrido García, representante de COPADE, manifestó que ellos van a supervisar y a trabajar de manera muy directa en la ULEAM, participando de toda la cadena del bambú: desde la silvicultura hasta el preservado, acopio, e incluso la transformación del material. “Queremos que estos productos cuenten con certificaciones por el valor agregado. Una de ellas es Madera Justa, la cual certifica la responsabilidad social de las empresas que pertenecen a la industria de la madera. Por otro lado está también la certificación Forest Stewardship Council (FSC), que también legitima que las operaciones son económica, ambiental y socialmente responsable. Estos sellos benefician al pequeño productor, ya que con ellos podremos introducir en el mercado europeo productos innovadores hechos en bambú, los cuales poseen un trasfondo social muy fuerte” dijo Garrido.

COPADE trabaja con una red de comercialización muy amplia, a la que pertenecen empresas como Leroy Merlin, que es una multinacional francesa con sedes en España, Italia, Grecia, y otros países. Por otra parte, otra de las aspiraciones de la organización es negociar con quienes fabrican los generadores de energía en España, ya que sus hélices son de madera de balsa y generalmente esta es importada desde la India. La idea es que, en un futuro no lejano, también puedan ser fabricadas con bambú ecuatoriano.

Milton Cedeño, especialista de Bambú, sostuvo que luego de los 3 años de compromiso y de colaboración con estas organizaciones, será la Universidad quien continúe replicando los conocimientos y mecanismos aprendidos, ya sea con recursos propios o con nuevas colaboraciones.